Archivo para octubre, 2009

Capitalismo de Casino

Posted in Uncategorized on 27 octubre, 2009 by Tico

Capitalismo de Casino es una expresión acuñada ya por Keynes para designar los movimientos especulativos del mercado en contraposición al capitalismo clásico, igual de injusto y perverso, con la salvedad de que éste, al menos, crea empresas, genera empleos, y produce bienes y servicios mientras que aquél únicamente se limita a mover los capitales de un recuadro a otro en una mesa de fieltro verde esperando verlos duplicados.
Este tipo de capitalismo ha sido el causante del terremoto financiero que ha sacudido las bolsas de valores de todo el planeta.

Ahora los gobiernos occidentales acuden a lamer las heridas del Capital aplicándoles nuestro dinero a las grandes corporaciones financieras como si de un apósito se tratara; así, el gobierno británico acudió el primero al rescate de sus bancos. Precisamente en Gran Bretaña, cuna de Adam Smith, el máximo profeta del libre mercado, el que abominaba de la más mínima intervención estatal en los asuntos económicos, el que aseguraba que mediante la conjunción espontánea de muchas codicias individuales opuestas una mano invisible ordenaría la economía garantizando el bienestar general. La misma mano que parece haberse partido todos los dedos haciendo girar la ruleta de este nuevo capitalismo de casino.

Y en el epicentro del terremoto financiero, la derecha gringa acusa a su Presidente de (sic) comunista porque pretende no la creación de riqueza sino la redistribución de la misma. Algo que para el gringo medio debe ser bastante malo. De todas formas mejor que nadie se llame a engaño; la política social de Obama quedará comprimida en el milímetro de espacio que le permitan las corporaciones mercantiles a la hora de establecer las directrices de la política económica. Sesenta millones de homeless -y subiendo- van a seguir caminando por las calles del país de las libertades (de mercado).
Las mismas calles gringas por las que también camina un amargo chiste ¿Saben la diferencia existente entre Wall Street y Las Vegas? En Las Vegas uno se juega su propio dinero y además, si pierde, nadie le da un premio.

Capitalismo de casino, chiste de Las Vegas, y mientras en Gran Bretaña se rescatan bancos en el Sahel la miseria ha engullido a medio centenar de niños en el tiempo que usted ha empleado en leer las líneas precedentes. ¿Quién les rescata a ellos? ¿Soy demagogo? ¿Como ese iluminado de la ultraderecha mediática española insinuando que los de izquierdas estamos felices con la crisis? Cualquiera que haya leído a Galeano sabe que cuando en el barrio de los ricos alguien estornuda, en el barrio de los pobres mueren de pulmonías. Y uno se pregunta dónde pueda estar la felicidad del pueblo obrero, ese que no entiende de nasdaqs, de dowjones ni de ibextreintaicincos, ese que corre sin protección bajo una brutal granizada de cartas de despido, contemplando cómo su canasta de la comida mengua en la misma proporción en que engorda la cuota de su hipoteca mientras que se usa su dinero para apaciguar precisamente a quienes le despojan.

Hambre-Politica.jpg
Capitalismo de casino; hubo un capitalismo imperialista, un capitalismo feudal, un capitalismo industrial y un capitalismo globalizador. Después de tanto esfuerzo para convencernos de que la Historia había alcanzado su final, nos intentan vender ahora la moto de un Capitalismo social.
No se molesten; que si el capitalismo muta para seguir gobernando el pueblo lo hace para seguir resistiendo. Y de esta crisis no saldrá un pueblo feliz sino una clase obrera bastante cabreada que ahora sabe hacia donde debe caminar. Porque en Cuba no se ha desatado ese pánico a la crisis. Porque Venezuela o Bolivia continúan reduciendo sus índices de pobreza extrema mientras aumentan en el resto de la Región.
Porque en definitiva, ante el casino del capitalismo, y para hacer saltar la Banca, lo mejor va a ser apostarlo todo al rojo.

Boicoteen a Barbie

Posted in Consumintiendo with tags , , , on 21 octubre, 2009 by Tico

Hace una década conocí a un viejo misionero medio ciego que fue el primero en hablarme de los niños gusano.
No sería hasta años más tarde que volví a acordarme de aquel anciano cuando vi la película Diamante de Sangre, un film que me decepcionó bastante porque si bien denunciaba tibiamente el tráfico internacional de estas piedras como desencadenante de conflictos armados en medio continente africano, no hacía referencia alguna a los niños gusano.
Estos niños y niñas merecían un reconocimiento ya que gracias a ellos, a decenas de miles de kilómetros, algunas señoras pueden lucir brillantes en sus cuellos desprovistos de pellejo o en sus inmaculadas y níveas orejas.

Los niños gusano son empleados por las empresas explotadoras de diamantes para abrir nuevas galerías o hacer nuevas prospecciones en el corazón de la tierra. Llevan una cuerda atada a su cintura, el hambre amarrada a su estómago y el miedo anudado al pecho. ¿Por qué usar niños? Porque son baratos; en África hay muchos. Y sobre todo el cuerpecito de un niño cabe por las hendiduras de las rocas, arrastrándose por galerías en las que un adulto no podría entrar.
Pero a veces la cuerda que le une a la superficie se rompe, o su cuerpecito se atasca en una grieta o queda atrapado en el fango. Y en África cada minuto cuenta; así que serán otros niños, armados con fusiles de asalto casi más grandes que ellos, los que se encarguen de que la explotación no se detenga.
Con niño o sin niño. Como diría G.Bernard Shaw, Hay más en el lugar del que salieron estos.

Pero es de otra Barbie que yo venía a proponerles algo; una Barbie de las de verdad, es decir, de las de plástico. Eso sí, tiene en común con las Barbies de mentira, es decir, las de carne (poca) y hueso, que ambas están rodeadas de diamantes. Miren si no, que la empresa de juguetes Mattel ha presentado en México a la Barbie más cara del mundo. Si usted quiere una, deberá pagar por ella un millón de pesos mexicanos -unos 66.300 euros-, ya que incluye en su diseño 318 diamantes reales.
PRESENTAN EN MÉXICO LA BARBIE MÁS CARA DEL MUNDO-1549085.jpg-

Me pregunto cuántos niños gusano habrán quedado sepultados o andarán arrastrándose por el barro para que Barbie luzca, por ejemplo, los diamantes en sus zapatos. Y me pregunto también, por qué la presentan en México. Justo en México, que según Anna Wright, relatora del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), encabeza la lista de mayor pobreza infantil de los países de la OCDE. Justo en México, donde más de la mitad de los niños son pobres (http://blog.unicef.es/?cat=22)
Justo en México, donde Mattel explota de forma inhumana y ajena a toda dignidad a las trabajadoras en las maquilas de la filial Rubie´s cosiendo ropa justo para las Barbies, en las siguiente condiciones que nos cuenta el ejemplar de La Jornada del martes 24 de marzo de 2005:
Laboran entre nueve y doce horas diariamente y algunas veces hasta dieciocho, sin pagos extras; la mayoría recibe el salario mínimo; les cobran los alimentos (incluso dos tortillas por un peso); les impiden tomar agua para que no vayan varias veces al baño; las condiciones de las áreas de trabajo no son higiénicas, los obligan a conseguir actas de nacimiento falsas para darles el trabajo, y muchas están afiliadas al Seguro Social con otro nombre y con datos falsos, por lo que no pueden hacer uso de este servicio.

Por último, no sé si saben que la primera Barbie que habló allá por principios de los 60, decía una única frase: ¡Vámonos de compras!
Piensen en estas cosillas, aquellos que tengan hijas, sobrinas, nietas o hermanitas, antes de comprar una Barbie las próximas navidades.
Porque mantiene su esbelta figura gracias al hambre ajena.
Porque un trozo de plástico con patas no tiene derecho a causar tanto sufrimiento, tanto dolor y tanta miseria.
Por lo que quieran, pero boicotéenla.