Boicoteen a Barbie

Hace una década conocí a un viejo misionero medio ciego que fue el primero en hablarme de los niños gusano.
No sería hasta años más tarde que volví a acordarme de aquel anciano cuando vi la película Diamante de Sangre, un film que me decepcionó bastante porque si bien denunciaba tibiamente el tráfico internacional de estas piedras como desencadenante de conflictos armados en medio continente africano, no hacía referencia alguna a los niños gusano.
Estos niños y niñas merecían un reconocimiento ya que gracias a ellos, a decenas de miles de kilómetros, algunas señoras pueden lucir brillantes en sus cuellos desprovistos de pellejo o en sus inmaculadas y níveas orejas.

Los niños gusano son empleados por las empresas explotadoras de diamantes para abrir nuevas galerías o hacer nuevas prospecciones en el corazón de la tierra. Llevan una cuerda atada a su cintura, el hambre amarrada a su estómago y el miedo anudado al pecho. ¿Por qué usar niños? Porque son baratos; en África hay muchos. Y sobre todo el cuerpecito de un niño cabe por las hendiduras de las rocas, arrastrándose por galerías en las que un adulto no podría entrar.
Pero a veces la cuerda que le une a la superficie se rompe, o su cuerpecito se atasca en una grieta o queda atrapado en el fango. Y en África cada minuto cuenta; así que serán otros niños, armados con fusiles de asalto casi más grandes que ellos, los que se encarguen de que la explotación no se detenga.
Con niño o sin niño. Como diría G.Bernard Shaw, Hay más en el lugar del que salieron estos.

Pero es de otra Barbie que yo venía a proponerles algo; una Barbie de las de verdad, es decir, de las de plástico. Eso sí, tiene en común con las Barbies de mentira, es decir, las de carne (poca) y hueso, que ambas están rodeadas de diamantes. Miren si no, que la empresa de juguetes Mattel ha presentado en México a la Barbie más cara del mundo. Si usted quiere una, deberá pagar por ella un millón de pesos mexicanos -unos 66.300 euros-, ya que incluye en su diseño 318 diamantes reales.
PRESENTAN EN MÉXICO LA BARBIE MÁS CARA DEL MUNDO-1549085.jpg-

Me pregunto cuántos niños gusano habrán quedado sepultados o andarán arrastrándose por el barro para que Barbie luzca, por ejemplo, los diamantes en sus zapatos. Y me pregunto también, por qué la presentan en México. Justo en México, que según Anna Wright, relatora del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), encabeza la lista de mayor pobreza infantil de los países de la OCDE. Justo en México, donde más de la mitad de los niños son pobres (http://blog.unicef.es/?cat=22)
Justo en México, donde Mattel explota de forma inhumana y ajena a toda dignidad a las trabajadoras en las maquilas de la filial Rubie´s cosiendo ropa justo para las Barbies, en las siguiente condiciones que nos cuenta el ejemplar de La Jornada del martes 24 de marzo de 2005:
Laboran entre nueve y doce horas diariamente y algunas veces hasta dieciocho, sin pagos extras; la mayoría recibe el salario mínimo; les cobran los alimentos (incluso dos tortillas por un peso); les impiden tomar agua para que no vayan varias veces al baño; las condiciones de las áreas de trabajo no son higiénicas, los obligan a conseguir actas de nacimiento falsas para darles el trabajo, y muchas están afiliadas al Seguro Social con otro nombre y con datos falsos, por lo que no pueden hacer uso de este servicio.

Por último, no sé si saben que la primera Barbie que habló allá por principios de los 60, decía una única frase: ¡Vámonos de compras!
Piensen en estas cosillas, aquellos que tengan hijas, sobrinas, nietas o hermanitas, antes de comprar una Barbie las próximas navidades.
Porque mantiene su esbelta figura gracias al hambre ajena.
Porque un trozo de plástico con patas no tiene derecho a causar tanto sufrimiento, tanto dolor y tanta miseria.
Por lo que quieran, pero boicotéenla.

Anuncios

8 comentarios to “Boicoteen a Barbie”

  1. Antonia Martinez Torres Says:

    Abajo el capitalismo. Abajo el cáncer del mundo.

  2. No te equivoques. Una niña siempre querrá jugar con una muñeca, es una representación suya en otra edad. La explotación es otra cosa. Fulla es el valor de una cultura diferente a la tuya, es como que dijeran que la comida de tu país inculca valores demoniacos. Simplemente es una estupidez

    • Anónimo Says:

      No te equivoques, lo que le gusta a una niña es lo que le venden todo el día sus padres, sus maestros, sus familiares, sus amig@s y por supuesto la tele y la publicidad en general, que le come la cabeza desde pequeña igual que ha hecho con sus padres, sus familiares, sus maestros, un larguísimo etc.. Y con ella -con la barbie- pesados y dolorosos esquemas estéticos y valores confusos que raramente le son útiles para comprender el mundo ni encontrarse en él, como si la imagen del espejo solo pudiera crear infelicidad. Las muñecas pueden ser de tela, de arcilla, de madera y otras mil, éstas no cantan ni pintan: van de compras… Claro, son tan de plástico como las vidas que con ellas pretenden encajarnos a las mujeres desde niñas.
      Mata la barbie.. que hay en tí.

  3. Quizás te sorprenda saber que hay niñas a las que les aburren las muñecas pero les encanta dibujar, leer o jugar al balón. Cuestión de lo que sus progenitores quieran inculcarles. 🙂
    Las identidades culturales, para tenerse como tales, deben pasar por el filtro de los DDHH. Que yo sepa, las mujeres musulmanas hacen algunas cosas más que orar sobre una alfombra: algunas incluso escriben libros o apoyan revoluciones.

  4. Jennifer vazquez martinez Says:

    Cono cedice el momento de cer niña a la edad de 9 años nada lo opaca niciquiera cundo tus padres no tienen para ocequiarte una muñeca pero tu lo hacetas sin reprocharlo pero sin enbargo cuando un cerquerido tedeja y fayese de cancer de mama te duele mucho pero lo mejor es tratar de salir a de lante y hay es cuando tedas cuente k ya no eres una niña si no una persona k conprende lo k pasa

  5. Quién pudiera encontrar las palabras más adecuadas para agradecerte tu paso por aquí, Jennifer, y tu fuerza y tu ejemplo de valentía. Hay niños y niñas a quienes las circunstancias les empujan de golpe fuera de la infancia. Eso es un crimen mayor a cualquier otra denuncia que pueda hacerse. Pero este mundo, aunque a veces se muestre injusto y despreciable, es el único que tenemos y por eso debemos juntar el coraje necesario para cambiarlo y hacer de él, para todos los niños y niñas que existen, un lugar más amable y tierno donde de verdad puedan ser niños y niñas. Te mando todo mi cariño y todo mi agradecimiento.

  6. Anónimo Says:

    hay un error: la muñeca fulla no es de matell..

  7. Gracias, amigo/a… corregido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: