Archivo para agosto, 2012

La especie elegida

Posted in Chist-tema, Uncategorized with tags , , , on 21 agosto, 2012 by Tico

Acabo de terminar la obra divulgativa de Juan Luis Arsuaga “La especie elegida” cuya lectura recomiendo con vehemencia porque ofrece un apasionante recorrido, científico pero asequible, por la especie humana: desde la llamada “Eva Negra” o Eva Mitocondrial y su parejita el Adán Nuclear (aviso para creacionistas:  NO LA LEAN. ¡Se trata de una obra científica!) y la separación de nuestro antepasado común, el chimpancé, hasta más o menos cómo hemos venido a quedar actualmente.
O lo que es lo mismo: por qué terminamos bajando de los árboles y caminando erguidos sobre dos patas. Y construyendo las pirámides, inventando la aspirina y llegando a la luna. Ya sé lo que piensan: cuesta creer tantos cientos de miles de años de evolución para terminar votando a Mariano Rajoy.
Pero no redundo en los aspectos evolutivos de la especie, siendo otro como saben el objetivo de este espacio, sino en un pasaje determinado de la obra que me ha resultado cuanto menos inquietante.
Parece que algunos etólogos, ciencia esta que estudia el comportamiento humano, afirman que existe una base genética en la conducta de cada persona. Es decir, que venimos programados genéticamente para comportarnos de una u otra forma. Vale que mis limitaciones en el campo de la biología, la paleontología y la antropología son casi tan grandes como mis ganas de aprender. Pero afirmar que nuestra conducta obedece a pautas genéticas me resulta un discurso de lo más peligroso.
Peligroso porque supone obviar las condiciones ambientales, sociales y económicas en las que un sujeto viene al mundo. Esta especie de determinismo genético implicaría afirmar que un tipo que golpea a su mujer lo hace porque porta el gen de la agresividad. O el que roba o explota a un millar de niños en una plantación, porque se encajaron el gen de la codicia. Supondría, pues, que agrietados monolitos culturales como el patriarcado o el capitalismo caníbal, factores como la miseria, el hambre, el analfabetismo o la falta de oportunidades laborales, pasan a un segundo plano frente a los genes en el actuar de las personas.
¿Dónde queda el libre albedrío del individuo, su capacidad de decisión, su ética, su equipaje vital?

Si te comportas de forma cruel  no tienes culpa: son los genes.
Si te comportas de forma solidaria no tienes mérito: son los genes.
Cómo en la fábula del escorpión: yo es que soy así, es mi naturaleza.
¿Cuántas veces no hemos escuchado esa expresión en personas cuya conducta ha provocado un sufrimiento a otras, para de esa forma justificarse o incluso legitimarse?

Desde mi punto de vista, que reitero ignorante, somos lo que hacemos. No viceversa.

 

 

Kalvellido

Posted in Uncategorized on 15 agosto, 2012 by Tico

Decía Bakunin que el Pueblo sólo tiene tres caminos para librarse de su triste suerte: los dos primeros son la taberna y la iglesia; el tercero es la revolución social.  Y os garantizo que, si ese tercer camino tuviera un cartel indicativo, lo habría dibujado Juan Kalvellido.
Irreverente como eructo cervecero en la cara de un rey. Corrosiva como escupitajo de abadesa. Comprometida con la vida como las hojas lo están con el suelo en otoño. Certera e implacable como puñal de suicida. Tierna como el pupitre de un párvulo. Blasfema como minero herido. Fresca como la resaca de un ruso. Alegre como verbena de barrio pobre. Podría pasar horas disparando metáforas que describan su obra

Que, por cierto, es bien prolífica. Porque, si como decía Picasso, la inspiración existe pero tiene que encontrarte trabajando, a Kalvellido no tiene que dar muchas vueltas para encontrarlo. Podéis estar mirando una noticia en la TV mientras movéis el café con la cucharilla y antes del último sorbo podréis encontrar ya un dibujo suyo, debidamente acompañado de algún comentario incisivo y certero, reproduciendo la noticia.
Últimamente sus pinceles andan en una simbiosis extraordinaria con la pluma de Silvia Delgado. La inteligencia, el talento y la sensibilidad se ponen firmes a la espera de órdenes del compromiso valiente y sincero.
En definitiva, viviendo tiempos tan extraños como los que nos han tocado, necesitamos referencias. Y entre tanto ilustrador mediocre y vendido, tanto humor casposo e inocuo, tanta media tinta de cobarde tibieza, os presento un oasis donde podáis refrescar las entrañas para volver a la lucha con la mirada limpia y la sonrisa rebelde.
Por último me gustaría recordar que aunque la generosidad de este tipo le ha llevado a diseñar por la patilla incontables logotipos, carteles de eventos, carátulas de discos, ilustraciones de libros, camisetas, etc… los “debuantesdemielda” como él se define, no llenan sus cucharas con acrílicos. Así que daos una vuelta por su catálogo porque podéis quedar como reyes o reinas (republicanos/as en todo caso) regalando alguno de sus libros. Molan, y molan mucho.

Y sí, qué pasa. Es mi amigo y bien a gala que lo llevo. E igual me cae alguna birra fresquita como comisión. Pero si se preguntan por qué escribo todo esto es porque necesitaba agradecer desde este mi humilde espacio la sonrisa diaria (a veces varias, a veces muecas, a veces casi lágrima furtiva) que nos provoca a muchísima gente cada vez que esgrime un pincel y lo hunde en el corazón del sistema.